Jardines en la historia, jardines en el mundo

Jardines del mundo

 Los jardines son espacios creados y diseñados por personas para las que las plantas juegan un papel importante. Los jardines han existido desde la Antigüedad: India, Egipto, Persia, Grecia, Roma, etc. La formación de un Jardín en las diferentes culturas depende de factores como el clima, la religión, el orden político o la moda del momento, entre otros.

Pensemos, por ejemplo, en los jardines del Renacimiento y el Barroco: la representación absoluta del equilibrio y la escala están en el trasfondo, No se permite a las plantas crecer de forma natural, sino que se podan meticulosamente para que tengan una forma concreta adaptada al canon ornamental del momento. Las áreas verdes, de césped, no tienen cabida. De hecho, se editaron libros de ejemplos, a modo de catálogos, para que nobles y notables pudieran inspirarse a la hora de planificar sus jardines. El ejemplo más famoso de Jardín barroco fue, sin duda, el de Luis XIV, en Versalles, que fue modelo de muchas casas dinásticas en toda Europa.

En honor a su origen este modelo de jardín fue bautizado como "jardín francés", a pesar de que se planificaron jardines así por toda Europa: desde San Petersburgo a Sicilia. A partir de la segunda mitad del siglo XVIII, comienza a desparecer esta moda, en parte debido a la revolución francesa. Una nueva moda irrumpió con un nuevo estilo: "el jardín paisajista inglés". Muchos de los jardines barrocos fueron remodelados de acuerdo a los nuevos principios, que contrastaban con la geometría estricta de los "jardines arquitectónicos". Ahora, el énfasis se ponía en lo natural, aunque en esto había más artificio que realidad, en la medida en que se basaban en un esmerado diseño muy alejado de dejar a la naturaleza que creciese a su designio, más enfocado al arte de lograr los paisajes idealizados que aparecían en las pinturas del momento.

Sólo en Alemania, por ejemplo, hay más de 100 jardines de este tipo. El mayor ejemplo de este tipo de jardín se encuentra en el sur de la República Checa, con unas 20.000 hectáreas (283 kilómetros cuadrados). Se trata del Paisaje Cultural de Lednice-Valtice.

Los principios de diseño del "jardín inglés" son todavía muy valorados, a pesar de los estilismos geométricos han recuperado popularidad, como pasó por ejemplo en los años 20 (1920). Una forma completamente diferente de planificar el jardín fue la que introdujeron en España los musulmanes de la región arábiga. A partir del 710 a.c. los musulmanes conquistaron grandes zonas de España, donde gobernaron durante casi 800 años. Por razones religiosas y climatológicas, los jardines que desarrollaron fueron completamente diferentes a los que se diseñaban en la zona musulmana oriental. Patios interiores con fuentes y canalizaciones de agua con motivos geométricos son las claves de los jardines musulmanes en España. Los ejemplos más significativos pueden encontrarse en los jardines del Generalife o en el interior de la Alhambra, del siglo XIV. Después de la reconquista cristiana, en 1942, muchos elementos de los jardines musulmanes se mantuvieron, incorporándose a la cultura española y llegando a nuestros días, como puede verse en los típicos patios andaluces, con fuente central y abundante vegetación y plantas floridas en macetas y tiestos.

Este formato de patio llegó también a Latinoamérica durante la época del colonialismo y se mantiene todavía hoy en la mayor parte del continente, donde las grandes áreas de césped son muy poco frecuentes. Nos vamos a permitir dejar a un lado el que fue, probablemente, el capítulo más oscuro de la historia europea: la conquista, dominación, esclavitud y explotación de América Latina, con el resultado de sólo una minoría de las tribus indígenas precolombinas han sobrevivido, siendo además todavía víctimas de la globalización.

Como ejemplo, miremos Colombia, en el norte del continente sudamericano, que aunque sólo ocupa el 6% de su superficie, tiene el tamaño de Alemania, Francia e Italia juntas. A pesar de esto, su población ronda los 48 millones de habitantes, concentrados principalmente en la región de los Andes debido al clima. Los "llanos" ocupan más de la mitad de la superficie total del país, pero sólo reúne el 3% de la población. Debido a la variedad topográfica de Colombia (con cumbres permanentemente nevadas que superan los 5.750 metros de altitud), todos los climas concebibles están presentes en el país, desde zonas con precipitaciones anuales en torno a 16.000 metros cúbicos hasta zonas desérticas. En total, Colombia atesora 50.000 especies de flora, incluyendo 3.500 clases de orquídeas (Alemania, en comparación, tiene en total, unas 4.100 especies). Para los europeos entusiastas de la jardinería Colombia es un jardín fascinante por su diversidad de flora, y también frustrante, porque sólo podrán reconocer unas pocas variedades y nunca habrá oído nombrar la mayoría de las que encuentre en su camino.

Incluso en las fruterías, sólo reconocerá, en el mejor de los casos, la mitad de los productos. ¿O acaso has oído tú alguna vez lulo, guanábana, curuba o vacon en Europa? 

Cookies en la web de VIKING

Nuestro sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando, aceptas nuestra política de cookies. Para más información, consulta nuestro Aviso Legal.

Aceptar