Dale un toque de color a tu balcón este verano

Flores en tu balcón

Los balcones con flores son una tradición veraniega y además dan un toque de color a nuestra casa. Voy a dar por sentado que habéis comprado plantas autóctonas y las habéis plantado en tierra de calidad. Este es el requisito básico para tener un balcón bonito que se mantenga florido durante todo el verano.

Un buen recipiente para la tierra debe tener suficiente capacidad para asegurar una buena reserva de nutrientes incluso si cambian las condiciones atmosféricas.

Agua y nutrientes
Los amantes de las flores que tienen varios años de experiencia saben cuándo las flores necesitan agua y cuando tienen que "alimentarlas". Las hojas se marchitan rápidamente, esto suele ser síntoma de que la planta necesita agua. Otra forma de saberlo es tocando la tierra.

Las plantas deben regarse con agua templada. Lo ideal es recoger agua de lluvia. Puedes añadir de 100 a 150 milílitros de fertilizante por cada 100 litros de agua para aportar a las plantas los nutrientes que necesitan en cada riego. Asimilar poco a poco los nutrientes es lo mejor para ellas. Los fertilizantes muy concentrados, de una sola aplicación, pueden quemar las raíces. Dependiendo del sustrato, deberás empezar a aplicar el fertilizante de tres a seis semanas después de plantar, una vez que se estabilicen las raíces. Muchos amantes de las flores mezclan fertilizante de uso prolongado con el sustrato en el momento de la plantación, con lo que no necesitan reforzar con nuevos nutrientes hasta mitad de verano. Cuándo es necesario hacer esto, es algo que está íntimamente ligado al clima.

Petunias, surfinia o calibrachoa generalmente necesitan mucho agua y nutrientes, así como oligoelementos. En este caso, hay que prestar especial atención a los suplementos de hierro. Los fertilizantes modernos que incorporan base de hierro para cubrir las necesidades de plantas concretas como las surfinias, por ejemplo, pueden encontrarse ya en tiendas minoristas.

Protección para las plantas de tu balcón
No solo a nosotros, los humanos nos gustan los balcones con flores: a algunos insectos les encanta hacer de ellos su casa. Es importante vigilar de forma regular para detectar a tiempo a estos indeseables huéspedes. Las plagas de pulgón son las más frecuentes. Si son esporádicas, suele ser suficiente con pulverizar los nuevos brotes con agua fría. Por supuesto, hay veces que esto no es suficiente. En este caso, deberías limitarte a insecticidas basados en jabón y aceite de colza, aunque existen algunos insecticidas en formato granulado que son también muy eficaces.

Los ingredientes activos de estos productos se filtran a la savia de la planta, de donde las plagas la absorben y mueren. Además del pulgón, la mosca blanca y la araña también pueden causar problemas. Para prevenir enfermedades por hongos, es aconsejable no empapar las hojas durante el riego de las plantas, para privar a los hongos de las condiciones de humedad que necesitan para crecer. Las infecciones por hongos son muy frecuentes después de largos períodos de lluvia.

Otros cuidados
Los geranios y las flores de verano familia de las surfinias son plantas que se "auto limpian". Pierden sus flores muertas y forman nuevos capullos en su lugar si se dan las condiciones meteorológicas adecuadas y tienen suficientes aportes fertilizantes. A las petunias y los geranios verticales hay que quitarles las flores muertas manualmente para que luzcan más bonitos. Al quitar las flores de los geranios, asegúrate de que los péndulos están retirados directamente desde el nódulo.

¡Espero que paséis un verano maravilloso con un florido y frondoso balcón!

Cookies en la web de VIKING

Nuestro sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando, aceptas nuestra política de cookies. Para más información, consulta nuestro Aviso Legal.

Aceptar