Historias de animales y jardín

Animales y jardín

Yo tengo jardín. Y tengo animales. Y los quiero mucho a ambos. ¿Tú también? Entonces deberías seguir leyendo. Me gustaría echar un vistazo a este asunto y contar algunas de mis experiencias con los animales en mi jardín.

Normalmente son muy divertidas, aunque de vez en cuando son molestas. También a veces, mis animales arrancan algo del jardín que no me entristece demasiado. Mis caballos, por ejemplo, son responsables de eso. ¿Cortar flores secas o escaramujos de cientos de rosales? Eso puede ser agotador, una ardua tarea. Los caballos lo hacen más rápido y con gran gusto además. Especialmente los escaramujos con sus grandes cantidades de vitamina C, no sólo los preferidos de los pájaros, también de los caballos, que pueden pasar horas recolectándolos cuidadosamente y comiéndolos de uno en uno sin clavarse ni una espina. Por cierto, 300 gramos de escaramujos cuesta cinco euros o más en cualquier tienda…

Si hablamos de animales en el jardín, también debemos hablar, irremediablemente, de babosas. Por supuesto que hay un gran número de horribles babosas en mi jardín. No son amigas de los jardineros y sólo tienen en la cabeza una cosa: cosechar. Si estás sufriendo una plaga de babosas, tengo un consejo para ti: planta una "Golden Groundsel". Las babosas adoran esta planta y preferirán comerse esta antes que otras que haya en tu jardín.

En mi jardín de Dennenlohe, la variedad de interior funciona extremadamente bien. Crece entre 90 y 150 centímetros y da flores amarillas en agosto o septiembre. Esta planta prefiere tierra húmeda y sombra. Sus hojas dentadas atraen mágicamente a las babosas. Los arbustos resistentes al invierno tienen un fuerte efecto sobre ellas también, por lo que se convierten en otra opción para sacarlas del jardín y que se acomoden sobre las plantas.

Mi jardín también es hogar para gansos. Son unas criaturas muy interesantes. Los gansos o las ocas en un jardín son autosuficientes además de grandes competidores para el cortacésped, porque en primavera, sólo comen hierba y dejan las cebollas de estación tranquilas para que puedan secarse. Y nuestro ganso, Fritz, que acaba de cumplir diez años de vida saludable, a veces actúa como un perro protector del jardín. Además, nuestros gansos, especialmente los veloces patos, son a veces apasionados de las babosas…

Cookies en la web de VIKING

Nuestro sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando, aceptas nuestra política de cookies. Para más información, consulta nuestro Aviso Legal.

Aceptar