El compostaje perfecto

Compostaje perfecto

El compostaje es el proceso biológico del ciclo de nutrientes por el que los restos orgánicos sobrantes se descomponen por la acción de microorganismos como bacterias, hongos, lombrices, cochinillas y otros pequeños animalillos, que liberan los nutrientes y en algunos casos forman humus.

Cualquier jardinero principiante puede hacer su propio compost, siempre que esté preparado para invertir un poco de tiempo y seguir algunos simples consejos. Lo primero de todo es encontrar una pequeña zona a la sombra en el jardín, donde pueda descomponerse el material teniendo encuentra que es la única forma de darles a los microorganismos el oxígeno necesario para que vayan descomponiendo el material de desecho a su propio ritmo. Es también importante mantener el correcto nivel de hidratación (no demasiado seco ni tampoco demasiado húmedo), en torno al 60%. Durante el proceso, la actividad de los microorganismos puede generar temperaturas que superen los 70 grados.

Hay muchos contenedores para compost que pueden comprarse y son interesantes para los propietarios de pequeños jardines. Deben ser de madera o de plástico, nunca de metal, por la corrosión. Las mejores opciones son los de dos compartimentos o los de sistema multi compartimento: amontonamos los desechos en el primer contenedor y después hacemos el montón de compost en el segundo mezclando el material de desecho con los recortes de hierba húmedos, los restos vegetales ricos en nutrientes y el material seco como hojas o astillas. En vez de mezclarlos también podemos apilarlos en finas capas (sin comprimirlas porque la falta de oxígeno hace que el material se pudra, con lo que se descompone más despacio y de forma inadecuada y además huele fatal). Después de tres meses, pasamos la mitad del compost al siguiente compartimento, donde puede madurar completamente.

No es necesario recurrir a "aceleradores de compost": mezclar un par de palas de compost maduro con el nuevo compost es igual de efectivo. Otra cosa que también puede ir bien es añadir a la mezcla un kilo de azúcar y unos 100 gramos de levadura disueltos en 10 litros de agua templada.

La mayor parte del material estará descompuesto después de un año, el resultado es un compost de color oscuro caracterizado por un típico olor a tierra. Retira con un colador los desechos que no se hayan descompuesto completamente, vuelve a triturarlo si es necesario y vuelve a mezclarlo con el nuevo compost.

¿Qué se puede y se debe añadir al compost que está en buen estado?
Hierba, recortes herbáceos y de arbustos, hojas, restos de flores, posos de café o té, cáscara de huevo, papel de periódico, pañuelos de papel, cenizas de madera, malas hierbas si no se han convertido en semillas, ortigas si se han secado completamente… La piel de los cítricos y el plátano se descomponen muy despacio, sobre todo porque están tratadas químicamente, pero no suponen un problema si se añaden en pequeñas cantidades.


¿Qué no debemos añadir al compost?
Grasa y aceite, nada de origen animal como carne, queso o huesos, esto puede atraer visitantes indeseados como ratas o ratones, además de un desagradable olor. Bolsas de aspiradora, revistas, piedras, piel, plásticos o materiales elaborados como bricks de leche o zumo, metales y madera tratada son poco recomendados para hacer compostaje.

Las plantas como pepinos, melones, calabazas, calabacines…pueden plantarse en el montón de compost semi maduro. A medida que vaya creciendo ahí, nos servirá como indicador de los niveles de hidratación del compost.

El éxito del compostaje depende también de las condiciones ambientales (períodos de lluvia y sequía, sombra...), y sobre todo, un cuidado adecuado del compostaje durante el proceso. El compost producido de la forma que hemos explicado, suele estar listo en un daño y suele ser muy bueno para mejorar el suelo de jardín, actuando como excelente fertilizante, especialmente en jardines con siembre de verduras.

Cookies en la web de VIKING

Nuestro sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando, aceptas nuestra política de cookies. Para más información, consulta nuestro Aviso Legal.

Aceptar